The Game

thegame01

FICHA TÉCNICA

Número de Jugadores: 1 a 5 Jugadores.
Edad aconsejada: Mayores de 8 años (inclusive).
Tiempo de una Partida: 20 minutos.

JUEGO Y OPINIÓN

The Game es un juego a lo que nosotros denominamos “semi-cooperativo“. Esto se debe a que o todos los participantes ganan o pierden de manera conjunta, como ocurre en los cooperativos, pero las pistas entre los miembros del grupo son más limitadas que en dichos juegos, ya que no podemos decir que cartas tenemos en nuestra mano (Por ejemplo no se puede decir: “tengo el 54”), limitándonos a advertir a que nadie ponga carta en un determinado montón porque “tengo una buena carta“, sin entrar en más detalle.

El juego posee una baraja de cartas, las cuales tienen asignado un determinado número, y cuatro cartas que controlan el sentido de los mazos. Estas cartas especiales se dividen en:

  • 2 cartas de orden descendente (del 100 al 2)
  • y dos de orden ascendente (del 1 al 99)

Como podemos ver en la imagen, las cartas especiales se ponen en la mesa y sirven para ver el orden en el que se colocan las cartas que tienen a su lado.

thegame02
Cada jugador tendrá un número de cartas en su mano (depende del número de jugadores) y en su turno deben jugar un mínimo de dos (en los mazos que se van formando al lado de las especiales) y como máximo todas ellas. Tras su acción de colocar, coge tantas cartas como necesite para reponer su mano.

Para mejorar un determinado mazo debemos poner una carta de 10 números en el sentido opuesto. Por ejemplo si tenemos en un mazo de orden descendente (del 100 al 2) con la carta del número 37, tendremos que poner el 47 recuperando así 10 número más en dicho mazo y si tenemos un mazo de orden ascendente (del 1 al 99) con la carta del 83, tendremos que poner el 73 que nos recuperará, igualmente, 10 números en ese mazo.

¿Cuando se acaba la partida? Pues la partida se puede acabar en 2 momentos:

  • Cuando los jugadores ganen: todos los jugadores han puesto las cartas de su mano y del mazo de robo.
  • Cuando los jugadores pierdan: un jugador no puede colocar carta en algunos de los mazos formados en la mesa. Para evitar esto, lógicamente, es interesante recuperar números en los mazos y evitar un posible bloqueo a cualquier jugador.

En definitiva la mecánica y reglas son fáciles de aprender, pero el juego se complica cuanto más jugadores haya y menos suerte tengan estos en las cartas que les van tocando. El no saber que cartas tienen tus compañeros en la mano impide que haya un “director de orquesta” y el poder recuperar números en los mazos hace que el objetivo sea posible de conseguir.

El punto negativo se lo lleva sin duda las ilustraciones, que son demasiado simples y monótonas, y puede existir mucho “analysis paralysis” en los turnos de cada jugador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *